1
Permite a tus compañeros de trabajo enviar solicitudes de asistencia

Tus compañeros de trabajo pueden enviar solicitudes de asistencia mediante Formularios. Puedes incluir preguntas para obtener información precisa, como una descripción del problema, quién lo notificó, quién se está encargando de él y cuál es el nivel de prioridad. También puedes enviar todas las respuestas automáticamente a una hoja de cálculo para llevar un control de los casos de asistencia y filtrarlos por nivel de prioridad.

2
Elabora un horario de citas

Utiliza Calendar para indicar a tus compañeros de trabajo cuándo estás libre. Añade las horas disponibles a tu agenda. Las personas que necesiten reunirse contigo para tratar un caso de asistencia podrán reservar horas disponibles para la cita.

3
Lleva un control de las asignaciones de casos de asistencia

Utiliza Hojas de cálculo para mantenerte al tanto de las tareas de tu equipo y llevar un control de todas las solicitudes de asistencia asignadas a sus miembros. Crea una hoja de cálculo de seguimiento y compártela con tu equipo. Todos tus colaboradores podrán actualizar sus progresos y consultar la información más reciente. También puedes asignar niveles de importancia para filtrar los casos de asistencia y dar prioridad a los más relevantes.

4
Crea un sitio web interno de asistencia técnica

Con Google Sites puedes crear un sitio web de asistencia técnica para tu organización. Puedes añadirle una sección de preguntas frecuentes, vídeos de ayuda, información de contacto, formularios de asistencia y mucho más.

5
Aloja un sitio web público para tus clientes

Si necesitas un sitio web más eficiente o con funciones avanzadas, puedes usar Google Cloud Platform y App Engine. Guarda localmente los borradores de tu sitio web antes de publicarlo. App Engine mantiene un archivo de todas las versiones publicadas, de forma que puedes activar diferentes versiones y dividir el tráfico entre ellas. Implementa funciones de forma gradual o compara distintas versiones de tu sitio web.

6
Ofrece asistencia a través de videollamadas

Con las videollamadas de Hangouts Meet puedes ofrecer asistencia técnica a distancia. El chat integrado puede resultarte útil para descubrir de dónde viene el problema. Y si necesitas profundizar aún más, puedes incluso improvisar una videollamada. Hangouts Meet funciona en ordenadores y dispositivos móviles, por lo que puedes usarlo tanto en la oficina como cuando estés de viaje.

7
Comparte respuestas e información sobre asistencia en una unidad de equipo

Guarda todos los manuales, notas, instrucciones y vídeos de ayuda en una unidad de equipo compartida. Los archivos de una unidad de equipo pertenecen al equipo y no a un usuario concreto. Si algún miembro deja la unidad, los archivos siguen estando disponibles para que el resto del equipo pueda seguir compartiendo información y trabajando igual que antes.

8
Trabaja durante los desplazamientos

Aunque no estés en la oficina, puedes consultar el correo electrónico, acceder al chat y trabajar en archivos desde tu teléfono o tablet. Solo tienes que descargar la aplicación de Google correspondiente. Los cambios que realices se sincronizarán automáticamente con la Web y con el resto de los dispositivos, por lo que siempre dispondrás de datos actualizados, estés donde estés.

9
Ofrece formación a distancia a tus usuarios

Si se implementa un nuevo proceso o software de asistencia técnica, utiliza Presentaciones para ayudar a tus colaboradores a familiarizarse con él rápidamente. Con Hangouts puedes presentar tu contenido a distancia y realizar sesiones de preguntas y respuestas para resolver problemas.

10
Filtra los correos electrónicos de solicitudes urgentes

Aplica etiquetas a los correos electrónicos importantes en Gmail para encontrarlos fácilmente en tu bandeja de entrada. Por ejemplo, puedes configurar un filtro para que se aplique la etiqueta "Urgente" a una solicitud que contenga esa palabra. También puedes aplicar la etiqueta "Importante" a los clientes prioritarios.